En la 10ª edición de la Expo Feria Mujeres Emprendedoras Indígenas 2023,
más de 60 mujeres representando a los 10 pueblos indígenas del país
exhibirán sus emprendimientos, los días 19, 20 y 21 de octubre en la Plaza
de la Constitución. El público podrá disfrutar de una amplia variedad de más
de 100 productos, incluyendo textiles, orfebrería, agro-elaborados, cerámica,
decoración, cestería y opciones turísticas, todos ellos de alta calidad,
exclusivos y con pertinencia cultural.

Este espacio de comercialización y visibilización, organizado por el Servicio
Nacional de la Mujer y la Equidad Género (SernamEG) y la Corporación
Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), busca relevar el rol de las
mujeres emprendedoras indígenas y sus liderazgos, en el ámbito del desarrollo
social, cultural y económico. Es una actividad nacional que contribuye a
promover su autonomía económica, reactivación del turismo y las economías
familiares.

La directora regional del SernamEG, Camila Tapia Morales, señaló que estos
espacios representan un aporte concreto en la vida de las mujeres y agregó
que “la Expo Feria Indígena es una iniciativa que busca promover la
difusión y la comercialización de emprendimientos femeninos con
identidad cultural. En esta oportunidad, la representación regional
recayó en dos tremendas emprendedoras diaguitas, quienes serán la
cara visible del stand de Atacama, relevando nuestros pueblos
originarios a través del sello de patrimonio cultural que imprimen sus
productos”.

Cerámica y herencia familiar desde Atacama

La ExpoFeria, que este 2023 cumple 10 años, es parte del compromiso
institucional con las mujeres indígenas, para revitalizar su cultura, aportar a la
generación de ingresos, y el trabajo de redes entre las emprendedoras de los distintos pueblos que las potencien, para formar y robustecer sus redes de asociatividad.

Representando a la Región de Atacama participarán las
emprendedoras artesanas Paula Carvajal Bórquez, de Alto del Carmen,
y Lidia Zuleta González, de Copiapó, ambas pertenecientes a la etnia
diaguita, y cuyos emprendimientos integran el valor identitario de su
cultura y tradición, a través de productos realizados con materiales
nobles y únicos.

Palinay Muñecas Aromáticas, es el emprendimiento de Paula Carvajal,
quien comenta “mi producto es muy especial porque las muñecas son únicas e
irrepetibles, es una tradición familiar y su valor radica en eso, en que son
exclusivas y personalizadas. Tienen una muy buena llegada porque responden
a una necesidad referida a los amuletos, están rellenas con hierbas aromáticas
y la idea es que, al abrazar la muñequita, la angustia, la pena o la rabia, se
pase”.

“Mi emprendimiento nace por una tradición matriarcal que lleva 7
generaciones, y la idea es visibilizar este oficio en la ExpoFeria, ya que
es un espacio enorme de comercialización patrimonial, por lo que
tengo altas expectativas. Esta feria es muy exitosa; de todas las veces que
he participado, he vendido todo, no me traigo nada. Participar de ella sin duda
es una experiencia hermosa y se abren un montón de puertas para
emprendedoras artesanales de pueblos originarios como nosotras. Es una
tremenda oportunidad”, finaliza la emprendedora.

Por su parte, Lidia Zuleta, señala que esta es la segunda vez que participa y
que la experiencia es invaluable. “Compartir en este tipo de espacios con
otras mujeres es de verdad hermoso, he aprendido mucho sobre otras
culturas, sobre cómo vivir de la artesanía, y estoy muy emocionada con
participar nuevamente. Mi emprendimiento Manitos Terracota nace debido
a mis raíces diaguitas y a que empecé a trabajar en arcilla mientras
estudiaba en la universidad, la cerámica es algo que amo y homenajear
mi cultura a través de platos, vasijas, macetas, pocillos, etc., con un sello que
mezcla la tradición y lo moderno, es algo muy bonito”.